sábado, 27 de febrero de 2010

Inventario

-1 bote de sirope de chocolate de la marca "American Garden".
-1 tablón de corcho de pared.
-6 chinchetas.
-1 camiseta de coca-cola talla M*.
-1 bote de primperán solución oral metoclopramida hidrocloruro
-
9 carpetas sencillas con gomas.
-12 cartulinas de colores, algunas recortadas, otras no.
-1 paraguas negro.
-3 rollos de papel de regalo.
-1 cuaderno grande de rayas.
-1cuaderno pequeño de rayas.
-1 toalla grande**.
-1 bote de tinte temporal para el pelo, de color negro.
-1 secador de pelo pequeño.
-1 destornillador.
-1 pulidor de zapatos marca Kempinski.
-4 sobres grandes blancos.
-6 sobres negros marrones.
-2 sobres grandes blancos con burbujas.
-1 mechero.
-1 tazón grande negro + plato.
-1 tazón no tan grande de Pucca.
-1 bolsa grande ecológica.
-2 botes de crema de manos marca Florena (Handcreme-Olivenöl)
-2 botes de viaje de leche corporal marca Nivea (Soft Milk Douceur).
-1 bote de viaje de crema de manos Kamill Hand & Nail.
-1 bote de viaje de champú marca Nivea (Diamond Gloss).
-1 bote de viaje de cahmpú marca Yung Haircare (Seideglanz shampoo).
-1 bote de viaje de gel de ducha marca Rival de Loop (Clean and Care).
-1 bote de viaje de gel de ducha marca Wellness and Beauty de Sandro Lorenzo, de magnolia y oliva.
-1 bote de viaje de leche corporal marca Wellness and Beauty de Sandro Lorenzo, de vainilla y aguacate.
-1 bote de viaje de fijador de pelo extra strong marca Nivea.
-1 bote de viaje de fijador de pelo marca Yung.
-2 cajas de DHL.

Estos son los restos de un Erasmus en 4 meses. Me asusta pensar lo que podré dejar yo en un curso completo.









*Que huele a ti.
**Que sigue oliendo a ti.

viernes, 12 de febrero de 2010

Rant #1 - Mi simple opinión.

Es que nos están tomando el pelo como si fuésemos subnormales de carrito y nadie parece darse cuenta, joder.

¿Dónde está la puta gripe A?

De repente, en el culo del mundo se caen cuatro casas y la gripe desaparece. Uy, qué misterio.

Nadie te dice que recaudes dinerico mu rico (los bancos babean por tu dinero solidario, que no se te olvide) para otras cosas que pueden ser más importantes.

Hay peores desastres que los de Haiti, los hay A DIARIO y los seguirá habiendo, pero los borregos parece que solo saben que existe lo que dice esa pantalla de mierda. El gran desastre de nuestra era es tenerlo todo a nuestra disposición y no querer aprender nada. Afortunadamente, no es mi caso particular.

Gracias a internet podemos aprender cualquier idioma, leer cualquier libro, ver cualquier película, escuchar toda la música que existe, ponernos en contacto con gente de cualquier parte, y sin embargo, no lo hacemos.

En la tele de la cocina (en mi casa hay cuatro televisiones, de las cuales solo tres escupen mierda [la de mi habitación está para mis videojuegos, jurrrr]) dicen que ya no se va a ver telecirco ni antena tres sin tedeté. Pues mejor. Dos canales menos que ver. Dos canales menos que sueltan mierda.

Odio el puto facebook, que parece un concurso de popularidad a ver cuánta envidia doy a mis amigos.
Odio el puto twitter y sus ganas de hacerte documentar cada paso que das y cada tontería que haces.
Odio la puta televisión.
Odio este modelo de país, que oh, sorpresa, es el único que hay.
Odio esta democracia de mentira.
Odio el dinero.
Odio el plan Bolonia, la desinformación a la que se nos somete constantemente, odio a los hoygans de los foros, odio algunas asignaturas de mi carrera y odio los putos camiones.

Pero.

Me encanta cuando me mira y me sonríe, cuando me agarra la mano y me besa, cuando hace el tonto y me río, cuando me susurra al oído y se me pone la piel de gallina, cuando me despierto y me sonríe.

Qué contraste más rico, joder.

martes, 12 de enero de 2010

HIJOSPUTAS

Me dispongo yo esta tarde de dios a dar una clase particular y oh, sorpresa, en la misma puerta de mi casa me para la guardia civil y me dice que no llevo puesto el cinturón y las luces las llevo apagás, que le dé los papeles y tó las cosas.

Me pongo nervioso y no sé qué coño le tengo que entregar al gorras. Cuando me aclaro se lo doy y en esto que me ve mi padre que viene de trabajar y se me acerca a hablar conmigo y yo de los putos nervios porque llego tarde a dar la clase.

Papa, que me han parao por no llevar las luces puestas y el cinturón tampoco (a veinte putos metros de la puerta de mi casa, ni uno más ni uno menos).

Te la van a meter doblá?

Por las luces sí, por el cinturón no.

En mi puta vida (1:34) me he sentido así de idiota y así de subnormal. Viene el gorras y se pone a hablar con mi padre de que si esto y lo otro, y mi padre:

Pero bueno, habiendo esta visibilidad (solo estaba nublao y medio lloviendo) no pasaría nada

OJITO USTÉ LO QUE VAYA A DECIR, CABALLERO

Hijossssssssssssssdeputa.

150 HEBRIOS de multa. Por no llevar las luces puestas. Soy consciente del error de no ponerme el cinturón, pero que me multe por las luces me hierve la sangre.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Vivir deprisa

El principio de este curso universitario ha sido...acojonante. Como si toda mi vida se hubiera comprimido y estuviera viviéndolo todo de golpe:

Erasmus alemanas, francesas o belgas, Manu y yo por la calle y un señor que me pregunta QUÉ TE HAN TRAIDO LOS REYES? NAAAAAAAAAA, interés repentino por el alemán, fiestas de Halloween, conciertos, aventuras de faldas, cortos que grabar, deberes que hacer, clases a las que ir, gente a la que llamar.

Big bang.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Cosas que me condenan #1

COSAS QUE ME CONDENAN #1

Las medias tintas.

El pueblo en que vivo.

Sus habitantes.

La cámara del Super Mario Sunshine. Un FFFFFFUUUUUU continuo.

Huesecillos en el bacon.

No saber si algo es un recuerdo o algo que he soñado.

Los niños “monos”. Mono es el eufemismo de hostiable.

Sony vs Nintendo vs Microsoft. Unificaos ya, coño.

Mi profesora de ruso.

El PASTEL y sucedáneos. Ojo, diabéticos.

La cocina moderna y las piaras de diletantes que se ponen trofollos soltando perlas.

Google Chrome. En las autopistas de la información en patinete.

Las ReCAPTCHA ridículamente díficiles.

Los niñatos y niñatas que suspenden inglés pero meten extranjerismos en todas las frases. Tó japi, mi esquéit.


lunes, 3 de agosto de 2009

Pueblos

Vivir en un pueblo es jodido si eres de ciudad. Te cuelgan el sambenito y da igual lo que hagas, que siempre quedará sobre tu cabeza una etiqueta que te ganaste por un momento poco propicio. Etiqueta que pasará de padres a hijos.

Puedes ser el Pulmonía, el Cagón, el Choto.

En los pueblos también se dan los señores feudales. Personajillos venidos a más, dueños de la panadería, la papelería, un concejal, el hijo o hija de algún alcalde. Gente conocida en el pueblo, de los que se sabe lo que organizan y lo que hacen.

Gente con un estatus que ninguneará y torpedeará cualquier evento organizado por la "competencia". Y lo pongo entre comillas porque la manía persecutoria de esta gentuza es impresionante, si les llevas la contraria, si tienes sentido común y haces algún apunte, cualquier cosa les sienta mal y te hacen la cruz y el mal de ojo y el vudú. Bueno, eso no, que es de los negros esos forasteros que vienen a quitar el trabajo.

Gente con aires, con importancia, con "dinero". Y sobre todo, con seguidores.

Gente que organiza musicales (sin pedir permiso, un SGAEazo tendría que venir) y pone a sus hijos de protagonistas (eso del cástin es estrangero anda bete k t meto), para castigar a la audiencia durante hora y pico. Y pagando. Oír berrear a una cría de 16 años que cree cantar bien no es agradable. Pero eso, eso, ya se dará el batacazo. Cuanto más subes, más dura es la hostiaza que te pegas contra el suelo.

Estás en un bar hablando de cualquier cosa y a los tres días todo el mundo se sabe tu conversación al dedillo: las antenas parábolicas con que los pueblerinos nacen de serie son algo que la ciencia no puede explicar. En los pueblos todo el mundo sabe quién se ha tirado el último pedo del día. Y a ese le llamarán El Pedo.

Podría hablar de mi barrio. Y lo voy a hacer:

Vivo rodeado de subnormales. A la derecha, con dos hijos tontos, marido alcóholico y esposa entrada en carnes, Los Transformes. Gustan de poner el Canto del Loco a toda pastilla. Hablan alto y ninguno ha completado la E.S.O. o equivalentes.
Enfrente, una comuna polaca de gente rubia. Tienen una piscina de esas hinchables y los putos críos no salen de ella en todo el día, salpican, se tiran, juegan como si tuvieran el Índico en casa. Y uno de los indeterminados pone el chunda-chunda a nivel infernal. Tiemblan los cristales, revientan los tímpanos. O está sordo o gilipollas del culo.

En sus filas cuentan con una señora de unos cincuenta y tantos que pasea al pastor alemán sin correa ni bozal. Ya nos ha atacado a varios de los vecinos, y todo queremos matar a ese hijo de puta de perro. Y que venga la asociacion de animales, que le diremos recoja a los dueños.

Y a la izquierda, señores míos, La Histérica. Su frase favorita es el nombre de su hijo de 5 años. Marcos. O como dice ella. ¡¡MAAAAAAAAAAAAARRRCOOOOOOOOOOOOOOOSSSS!! A cualquier hora. Delante de quien sea. Estás en tu patio tomándote un café con un amigo y de repente el grito raja el aire y siega tímpanos. Y te quedas con el culo torcido, como diría aquel.

Y dos calles más allá, los gitanos. ¿Y más allá? El campo. La civilización queda muy lejos.

Espero que alguien de los que aquí relato se vea identificado, porque llevo mucho tiempo aguantando la mierda de este puto pueblo. "Pues bete de aki". Lo intento, gañán, lo intento con toda intensidad.

miércoles, 29 de julio de 2009

Conspiranoia

En el año 1985 aproximadamente se estrenó TERMINEITOR con gran éxito internacional. Según esta película, una especie de servidor tomaba conciencia de sí mismo y atacaba a los humanos, por considerarlos una amenaza.

Ese peligro es real. Pero detrás de Skynet hay varias mentes humanas capaces de todo. Jólibur retrató el futuro con nombres ficticios porque no tenía puta manera de saber como iba a ser el futuro exactamente.

En la vida real Skynet se llama Facebook.

Una red de millones de personas que se registran en una página con su nombre de verdad, sus datos de verdad (edad, sexo, estado civil), sin coste ninguno.

Un Jose Luis cualquiera se quejará de la situacion socio-econónomica actual en términos bien pensados y argumentados como "vaya puta mierda, k asco de todo", mientras consume una cervezaca con sus colegas superchupis haciéndose fotos jugando al pro evolúsion sóquer, al pró, para abreviar, no vamos a hablar ahora en guiri, no te jode.
Y luego a colgar las fotos al tuenti, si tienes entre quince y veinte, y si han madurado medianamente, al féisbuc.

Una entidad tan grande, con cabida para tantísimos millones de usuarios es gratis. Pero como to lo gratis, el dinero está presente en algún punto de la cadena.

Hacer tests sobre tus gustos musicales, sobre tus peliculas favoritas, que tipo de amante eres, que personaje de los simpson eres, que personaje de friends eres, que personaje de Lost, que clase de usuario de facebook, valga la rebuznancia.

Uy, qué sorpresa, me ha llegado publicidad de algo que no sé qué es, pero si yo no me he registrado en ningún sitio extraño. Sí, mis cojones.

Cuando a la gente se le habla de un estado en el que las cámaras vigilan constantemente a los ciudadanos, los siguen desde que salen de una casa hasta que entran en otra, se acojonan y les da miedito y todo. Pero no tienen reparo en alimentar sus perfiles con fotografías que una vez subida pertenecen por ley al servicio al que han sido subidas. No me lo estoy inventando, no señor, viene en las condiciones legales de uso, que son necesarias para cualquier servicio online. Y todos las aceptamos sin leerlas. Sí, hombre, voy a hacer yo click ahí, y encima me voy a leer eso, que está en legalés.

Existe ahora mismo una guerra silenciosa por el control de Internet. Facebook está creciendo a pasos de gigante, y su enemigo a derribar no es otro que el que ostenta el liderazgo de internet desde hace diez años: google.

Google es el centro de internet porque nos permite llegar a cualquier parte, pero cuenta con el lastre de no ofecer mucho más. Evidentemente ofrece google earth, google mail, google blogs, pero, al menos en el caso del poderoso google earth, fue desarrollado por una compañia que google compró, y le cambió el nombre al retoño.

Google compró youtube hace tres años, y la única diferencia fue que ahora al buscar en google enlaza a videos de una compñía propia.

Hace un par de semanas Google quería comprar parte de las acciones de Facebook por unos 200 millones de dolares, oferta rechazada por la red social.
Con esta jugada lo unico que se pretende es no tener al enemigo en casa.

La gente no piensa en las herramientas de reconocimiento facial que están en desarrollo, y que en un futuro podrían servir para que las cámaras de los edificios (oh, sí, están ahí, y si no, lo estarán) unan nuestra imagen con los datos que tenemos en internet. No harán falta microchips insertados secretamente en las vacunas, ni nada por el estilo, porque gustosamente habremos entregado todos nuestros datos. Nuestros perfiles en algún sitio del ciberespacio que no sabemos ande está ni quien los gestiona ni nada de nada.

Es por esto que los perfiles falsos están tan perseguidos en Tuenti y en Facebook, no estamos entregando datos reales que puedan utilizar las agencias de publicidad que dan MILLONES a los webmasters.

Podría meterme a ver qué está haciendo google, pero eso daría mejor para otro post.